¿Es bueno incluir nuevos idiomas en la educación de nuestros hijos desde pequeños?

El bilingüismo no sólo mejora la atención, sino que sirve de entrenamiento mental y ayuda a ejercitar la memoria de los pequeños. “Durante los cuatro primeros años de vida es cuando se generan más conexiones neuronales. Este periodo, en el que se forma el cerebro del niño, es perfecto para alimentarlo con información y con estímulos lingüísticos”.

Se ha demostrado que a un niño le cuesta lo mismo aprender una lengua que dos.

Cuando los niños llegan a los 8 años empiezan a perder la capacidad de oír y reproducir nuevos sonidos como lo hacían cuando eran más pequeños, aunque pueden aprender bien el idioma, les resultará algo más complicado que si se inician más temprano.

Las personas bilingües o trilingües tienen acceso a más recursos, a más personas, a más lugares… que las personas que no saben idiomas no tienen. Saber lenguas extranjeras puede proporcionar ventajas competitivas en el trabajo y también profundiza una comprensión mejor de la humanidad, de la cultura y enriquece la vida de uno mismo.

Para tener una educación completa y salir preparado al mundo laboral, es imprescindible saber al menos dos idiomas (el materno e inglés). Por eso, es necesario ocuparse de que los colegios o centros educativos dispongan de una buena oferta de lenguas extranjeras.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s