La Importancia de Enseñar Historia en la Educación Básica

Enseñamos el pasado porque somos conscientes de que el “pasado fue el modelo para el presente y el futuro”. En cierta manera, el conocimiento del pasado es la clave del “código genético por el cual cada generación reproduce sus sucesores y ordena sus relaciones. De ahí la significación de lo viejo, que representa la sabiduría no sólo en términos de una larga experiencia acumulada, sino la memoria de cómo eran las cosas, cómo fueron hechas y, por lo tanto, de cómo deberían hacerse”.

En estos niveles educativos, los niños y adolescentes de hoy requieren comprender lo que acontece en el mundo en que viven, conocer el por qué de sus constantes cambios y sus diversos problemas sociales, políticos, económicos y culturales, para ello es necesario voltear la mirada al pasado para encontrar respuestas. Generalmente los alumnos, piensan que el presente es el único que tiene significado, sin embargo, es importante hacerles notar que el presente es producto de un pasado y por ello, la enseñanza de la historia adquiere relevancia, pues aporta los conocimientos, desarrolla habilidades y valores que facilitan la búsqueda de respuestas a las interrogantes del mundo actual. El aprendizaje de la historia, permite comprender los problemas sociales, para ubicar y darle importancia a los acontecimientos de la vida diaria, para usar críticamente la información y para convivir con plena conciencia ciudadana. En este sentido estamos de acuerdo con Prats y Santacana cuando describen que el estudio de la historia en la escuela puede servir para: “Facilitar la comprensión del presente, ya que no hay nada en el presente que no pueda ser comprendido mejor conociendo los antecedentes. La Historia no tiene la pretensión de ser la “única” disciplina que intenta ayudar a comprender el presente, sino el pasado.

Un pueblo que desconoce su historia, está condenado a repetir los mismos errores del pasado.

Por ello resulta tan imperante la necesidad de enseñar historia, pues conocer el pasado coadyuva a conocer y entender mejor el presente, así como avizorar el futuro. Desde los primeros años de la educación primaria resulta muy importante concientizar a los pequeños de tal importancia sobre su propia historia, pues ello les hará desarrollar desde temprana edad el sentido de identidad nacional que tanto requieren los países de ahora para fortalecerse y cohesionarse bajo un mismo ideal: el amor a su patria. La historia nos ayuda a entender quiénes somos, el porqué de nuestra situación actual y las consecuencias de lo efectuado con antelación por el resto de la humanidad. Desconocer la historia, por lo tanto es como desconocerse a sí mismo, pues alguien sin identidad y sin sentido de pertenencia jamás se hallará como persona y como parte de una sociedad en la cual de manera inherente tendrá que desarrollarse, interactuar y aportar algo.

Así que conocer, enseñar y aprender historia más que algo importante es una necesidad y los programas de educación básica, media y superior deben de reestructurarse en torno a tal asignatura para hacerla más atractiva a los estudiantes quienes son los que están haciendo ya historia desde su propio presente y necesitan conocer la que dejaron sus antepasados para no volver a caer en los mismos errores que han llevado a la humanidad a la decadencia mediante las guerras, la discriminación, la pobreza, la desigualdad y la inequidad social, todo ello derivado de problemas sociales con profundas raíces históricas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s