Educación Científica

La Educación, como derecho fundamental, se propone promover el desarrollo máximo de las potencialidades de los estudiantes y las estudiantes, en los espacios sociales conformados para este fi n, según la edad y el nivel en el que se encuentren.

Naturaleza del conocimiento científico

Para defi nir la naturaleza de la ciencia, se requiere distinguir entre conceptos tales como pensamiento científi co, conocimiento científi co, procesos científi cos, áreas de estudio científi co, entre otros, de manera que al referirse a cada uno de ellos haya claridad en las implicaciones que tienen para la construcción de las ideas que se desean promover. En general se puede decir que la ciencia es un área del pensamiento humano que reviste en si misma la complejidad de toda producción cultural. Como componente de la cultura, la ciencia tiene normas y principios que guían su acción, en el camino hacia la producción de un tipo particular de conocimiento, que se sustenta en primer lugar en la indagación en los contextos donde se lleva a cabo, a partir de planteamientos teóricos o visiones de mundo particulares.

Los procesos de aprendizaje ligados a esta perspectiva de la educación científica parten de supuestos teóricos según los cuales se aprende de las experiencias significativas que permiten la interacción del aprendiz con el mundo externo, a partir de sus estructuras previas de pensamiento que evolucionan para convertirse en esquemas mentales más complejos para el abordaje de la realidad.

En este contexto es importante diferenciar entre información y conocimiento científico. La información esta referida a conceptos científicos, datos, hechos, teorías, leyes, mientras que el conocimiento es la capacidad para dar sentido al entorno y a su incidencia en sí mismo, la habilidad para interpretar la información con que se cuenta, transferir o aplicar a situaciones diferentes, la capacidad para tomar decisiones y resolver problemas, entre otros.

Los aspectos vinculados al desarrollo del pensamiento científico, se encuentran articulados de una forma dinámica e implican en cada caso las siguientes acciones:

Hacer:

Observar

Explorar (búsqueda inicial)

Registrar – documentar

Clasificar

• • • • •

Pensar:

Sistematizar

Buscar orden

Inferir

Anticipar

Predecir

Hipotetizar

Experimentar

Elaborar – explicaciones

• • • • • • • • •

Comunicar:

Diseñar

Reconocerla audiencia

Diagramar las ideas

Escribir

Argumentar explicaciones

Si bien los procesos de hacer, pensar y comunicar, se han presentado de manera lineal, se enfatiza en que, entre ellos se da más bien una relación dinámica y multidireccional en la que, como en todo proceso de construcción del conocimiento, la persona transita de acuerdo con sus necesidades para sintetizar ese conocimiento. En los procesos educativos tendientes a la formación del pensamiento científi co es fundamental aprovechar los modelos mentales que ya poseen los estudiantes y las estudiantes, que incluyen sus ideas previas, preconceptos, errores conceptuales e ideas alternativas de temas específi cos, como instrumentos de aprendizaje y los modelos conceptuales (hechos, leyes, principios, teorías, entre otros) más elaborados como instrumentos de enseñanza. La educación científi ca como proceso, permite al estudiantado, reelaborar sus modelos mentales lo que les permiten acercarse de manera signifi cativa a los modelos conceptuales creados por la ciencia. La educación científi ca, vista de esta manera se convierte en un proceso de modelado que permite a cada estudiante ir construyendo nuevos modelos mentales con características más cercanas a los modelos propios de la ciencia.

El mejoramiento de la calidad de la educación científica parte del centro educativo y del interés por la formación integral del estudiantado, que requiere como sustento la participación comprometida, creativa y crítica de la comunidad educativa, así como las organizaciones locales en la definición del centro educativo como proyecto colectivo. Por la trascendencia de este cambio cultural y los componentes que conlleva: aspectos atinentes al currículum, desarrollo profesional, gestión administrativa, implementación de las acciones, evaluación, seguimiento y sistematización de las experiencias se requiere la participación responsable de todas las personas de la comunidad y las diversas organizaciones que actúan en la sociedad. Es innovador y trascendente en este proceso de la evolución de la educación científica, la participación de la comunidad científica apoyando el accionar en los centros educativos, en estrecha alianza con los expertos en el ámbito pedagógico. Para promover y consolidar esta perspectiva de la educación científica, se requiere de un centro educativo articulado, con apertura al entorno natural y social, que evolucione a partir de la dinámica que provee las influencias internas y externas. Por lo tanto el proyecto del centro educativo plantea la construcción de una nueva cultura, que se construye socialmente, mediante procesos de negociación que permiten el aprendizaje de sus miembros. Esta idea requiere trabajar el cambio de actitud de las personas para transformar la idea de escuela solitaria, con predominio del trabajo individual, en una organización integrada por grupos colaboradores, tanto dentro como fuera de la escuela.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s